domingo, 31 de octubre de 2010

Entrevista a Don Arturo Jauretche



*Con el respeto que se merece don Arturo ; descontextualice y como un editor cual supiese hacer el trabajo , ose´ por hacerles unas preguntas en forma virtual :

-Don Arturo, como ve al sindicalismo que obviamente es de izquierda en la Argentina?

-Que hacen los medios con la historia?

-Que hace la oposición?

-Cual es su opinión de la economía y los políticos?

-Ud es un vivo?

Arturo Jauretche:

“Las disputas de la izquierda argentina son como los perros de los mataderos: se pelean por las achuras, mientras el abastecedor se lleva la vaca.
 La falsificación (de la historia) ha perseguido precisamente esta finalidad: impedir, a través de la desfiguración del pasado, que los argentinos poseamos la técnica, la aptitud para concebir y realizar una política nacional.
Mucha gente no entiende la necesidad del revisionismo porque no comprende que la falsificación de la historia es una política de la historia, destinada a privarnos de experiencia que es la sabiduría madre.
La economía moderna es dirigida. O la dirige el Estado o la dirigen los poderes económicos. Estamos en un mundo económicamente organizado por medidas políticas, y el que no organiza su economía políticamente es una víctima. El cuento de la división internacional del trabajo, con el de la libertad de comercio, que es su ejecución, es pues una de las tantas formulaciones doctrinarias, destinadas a impedir que organicemos sobre los hechos nuestra propia doctrina económica.
Es frecuente el error de oponer la política realista a la política idealista. Error que proviene de confundir al político practicón con el realista. El practicón que es un simple colector de votos o fuerzas materiales.
El realismo consiste en la correcta interpretación de la realidad y la realidad es un complejo que se compone de ideal y de cosas prácticas[...] Ni escapa al círculo de los hechos concretos por la tangente del sueño o la imaginación, ni está tan atado a lo concreto que se deja cerrar por el círculo de lo cotidiano al margen del futuro y el pasado. Para una política realista la realidad está constituida de fines y medios, de antecedentes y consecuentes, de causas y concausas”.

“Yo no soy un "vivo", soy apenas un gil avivado”.


Muchas gracias don Arturo.




*ANDRES PEEBLES