jueves, 9 de febrero de 2012

Malvinas: “Podemos estar en la antesala de hechos trágicos como los de Irak”.



El director ejecutivo del Centro Argentino de Estudios Internacionales (CAEI), Juan Recce, afirmó a prensa3m que “sí Gran Bretaña continúa con la militarización del Atlántico Sur, podríamos estar en la antesala de hechos trágicos como los que sucedieron en Afganistán o Irak”.




Además el magister en Defensa Nacional (EDENA) sostuvo que el Reino Unido está interesado en Malvinas por sus recursos naturales y para reclamar en el futuro una porción de la Antártida, un lugar que posee importantes reservas de agua potable, petróleo, minerales de subsuelo y la alternativa de que la industria farmacéutica explote su biodiversidad para desarrollar nuevos productos.

La presidenta anunció que presentará una moción en el Consejo de Seguridad de la ONU por la militarización del Atlántico Sur. ¿A qué se debe esta decisión?

La decisión de Argentina es un despliegue preventivo ante la actitud de Gran Bretaña de militarizar el Atlántico Sur al enviar buques de guerra a las islas Malvinas bajo la justificación de defender a los kelper. Así quiere construir legitimidad para intervenir en el largo plazo. En Afganistán justificaron su acción por el opio, en Irak por Saddam Hussein y en Malvinas el pretexto es la autodeterminación de los kelper. Por eso Argentina prende la luz de alarma frente a la comunidad internacional para avisar que Gran Bretaña quiere militarizar una zona de paz. Sí no actúa preventivamente, se pueden pasar de la raya. Por eso hay que pensar que sí a largo plazo persiste esta actitud, se puede estar en la antesala de hechos trágicos como los que sucedieron en Afganistán o Irak.

¿A qué atribuye esta actitud de Gran Bretaña?

Les interesan los recursos naturales de Malvinas y de la Antártida ya que reclama una porción de esta zona como propia. Las islas son lo único que justifica su pedido ante la comunidad internacional. El continente blanco es de extrema importancia porque posee reservas de agua potable, minerales de subsuelo, biodiversidad especial para que la industria farmacéutica desarrolle nuevos productos, y la posibilidad de extraer petróleo. Esto último podría cambiar hasta su esquema de consumo ya que en la actualidad depende de lo que importa de Medio Oriente lo que lo obliga a gastar grandes sumas de dinero en gastos militares debido a que es una región en conflicto. En cambio, sí pudiera hacer lo mismo en la Antártida los costos serían más bajos porque es una parte del mundo que está en paz. Así el contexto re significa el tema de Malvinas y cristaliza la posición inglesa de utilizar el problema de los isleños como un paragua de legitimidad.

La región apoya el pedido. Incluso, la presidenta habló de que es un pedido sudamericano ¿Cómo impacta esto en la región?

Por primera vez, Argentina logró dar un revés a los ingleses en el plano diplomático. De ahí la furia británica. El país logró que Malvinas se convirtiera en una cuestión latinoamericana porque se comunicó, por primera vez en la historia, que las islas son tan estratégicas como el salar de Uyuni en Bolivia(clave para el desarrollo de la industria de automóviles electrónicos) y las cuencas del Orinoco en Venezuela y de Santos en Brasil (ambas por sus reservas de petróleo). Los países de la región comprenden que los recursos naturales que están en juego son patrimonio de toda Sudamérica. No hay razón para que Gran Bretaña los administre para la aplicación farmacéutica, energética e industrial en lugar de los países latinoamericanos.

¿Cuál es la posición del resto del mundo respecto a la posición argentina?

Argentina , históricamente , tiene respaldo global en su pedido porque se lo considera legitimo y fundado. Sin embargo, cuando se analiza a la comunidad de 197 Estados a nivel mundial uno observa que 54 pertenece a la Commonwealth(Comunidad de Estados Británicos). De esa cantidad, un tercio mantiene sus relaciones exteriores y defensa en manos de la reina Isabel. Así la legitimidad es alta, pero el margen de maniobra de muchos es limitado.

Estados Unidos afirmó que los dos países deberían sentarse a negociar.

Los norteamericanos son aliados estructurales del Reino Unido. Son amigos inseparables. Sin embargo, hay temas de la agenda global en los que no concuerdan. Uno de esos es la Antártida. El Reino Unido reclama una porción, en cambio, Estados Unidos afirma que es parte de su territorio. Por eso poseen la base más grande del continente: Se llama Munstrock y está habitada por 1500 personas. Con Malvinas, pasa lo mismo; Su posición es que Gran Bretaña se siente a negociar. Argentina podría explorar una fisura en esta amistad por el lado de la Antártida y la presencia inglesa en el Atlántico Sur. Hay que pensar que en este océano no solo está la Royal Navy sino también la Cuarta Flota.

Recuadro.

¿Qué efectos tiene el informe Rattenbach?

Argentina logró a través de la desclasificación del informe Rattenbach, que tiene implicancias internacionales, dejar en claro que la guerra de Malvinas no solo fue un hecho político de la historia argentina sino que fue un episodio militar. Que no fue un gobierno democrático el que emprendió esa aventura sino uno de facto. La Argentina como nación reconoce los méritos de la sangre derramada, pero quiere dejar en claro a la comunidad internacional que ese conflicto armado y los supuestos derechos que se le otorgarían al Reino Unido por haber ganado no son tales porque el contrato constitucional argentino no decidió sobre el avance de esa guerra. El informe Rattenbach detalla cuales fueron los procedimientos, así como las fallas en el proceso de decisiones que demuestran lo que plantea nuestro país.

http://www.prensa3m.com/_politica_p3m/malvinas_estar_antesala_hechos_tragicos_como_irak.html