domingo, 5 de febrero de 2012

Cuba y China reafirman fortalecimiento de lazos bilaterales



Caracas, AVN.- Los pueblos de China y Cuba se encuentran más unidos que nunca, guiados por los mismos ideales socialistas para enfrentar dificultades y desafíos, coincidieron en ello este viernes autoridades de ambos países.

Durante la ceremonia de otorgamiento de la Orden de la Solidaridad del Consejo de Estado de Cuba a la embajadora de Beijing en La Habana, Liu Yuqin, las dos naciones patentizaron la importancia de los lazos bilaterales, que en el ámbito de las relaciones diplomáticas cumplieron 51 años, en septiembre pasado, reseñó Prensa Latina.

"En estos años ha habido un gran avance de los vínculos entre nuestros países, expresado en una mayor confianza, dinamismo en el comercio y el profundo acercamiento y comprensión entre nuestros pueblos", expresó Liu, quien concluye su misión luego de dos años en la isla.

Marcos Rodríguez, viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, resaltó los fructíferos resultados de la labor de Liu en La Habana, en un período marcado por importantes acontecimientos políticos y económicos, que contribuyeron a consolidar el carácter estratégico de la cooperación.

Una de las actividades más destacables de la embajadora, dijo, ha sido su papel en la preparación de visitas de alto nivel, cuyo momento cumbre fue la presencia en Cuba del vicepresidente chino, Xi Jinping, en junio de 2011.

Según Rodríguez, el comercio bilateral ha continuado su ritmo anual de crecimiento, a la vez que se producen avances en áreas como la biotecnología, el sector energético, las telecomunicaciones y el transporte, fundamentalmente.

Ambos diplomáticos destacaron además el apoyo recíproco a las posiciones de principios defendidas por cada Estado sobre temas de importancia para la soberanía nacional, como la existencia de una sola China y la oposición al bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

Liu agradeció al Gobierno y pueblo cubano el honor de recibir la orden, y deseó éxitos a la isla en la implementación de los lineamientos de la política económica y social, aprobados en el Congreso del Partido Comunista, realizado en abril de 2011.

Bruno Rodríguez, canciller anfitrión, impuso la distinción a la embajadora, quien hace 11 años recibió la Medalla de la Amistad por su papel como consejera política en la embajada de China en La Habana.