lunes, 2 de mayo de 2011

La rebelión de los híbridos comunicacionales.



Política; del griego “Políticos” es la estrategia y táctica ideológica en la toma de decisiones para la consecución de un objetivo, es aplicable a todo lo relacionado con las actividades humanas, guerra, comercio, negocios, educación, salud, agricultura, economía, etc. La política, es la creación inagotable de virtudes, los mejores valores se expresan en este apasionante arte. Inteligencia, compromiso, lealtad, vocación de servicio, solidaridad etc., También defectos, paralelamente, es inevitable la presencia del egoísmo, la traición, envidia, los celos y desviaciones emocionales. Ahora individuos, en general notables fracasados, se incorporan a los partidos políticos, especulando con beneficios personales. Algunos creen ser imprescindibles, bravuconean, exigen y ordenan respuestas inmediatas. Estos; toda una vida de perdedores se transforman mágicamente en notables intelectuales y sabios. Es la rebelión de los híbridos comunicacionales. El resentimiento y los celos contenidos, desatan la furia de la revancha ideológica. Otros pretenden ensuciar y desautorizar a los dirigentes y sus decisiones, para ocultar sus traiciones, sus adhesiones vergonzantes y sus continuas deserciones. Está escrito en la piedra, los más traidores e inmorales (braget open), son los mayores calumniadores. Aparecen también, los mercenarios, inútiles históricos que se sobrevaloran días antes de cada escrutinio, movilizadores de la nada, ponen precio a su adhesión militante, el periodismo prepago. Terminan siempre desprestigiados y secos de sequedad absoluta. Los híbridos se detectan fácilmente. Se ponen solemnes y circunspectos, pero inmediatamente delatan su estupidez y torpeza. Son importantes en ciclos breves, semanas a lo mucho; y en ese corto lapso se disfrazan de importantes e inteligentes. No existe peor cosa que un idiota con tenacidad y vocación. Ahora estos; políticos –periodistas; periodistas-políticos de La Triple “M” (monopolio mediático mercenario) esta fauna de híbridos engañadora, no tiene presente ni futuro.

*“Idealmente, el periodismo debe ser escéptico frente al poder y no ser crítico según el color político o ideológico de quien detente el poder. Debe mostrar los datos de la realidad porque los gobiernos y partidos tienden a producir y creer en sus realidades. Debe investigar los pliegues del gobierno porque el poder inevitablemente mantiene lugares oscuros. Debe poner la lupa sobre problemas que necesitan atención pública y no justificar la noticia según la razón partidaria. Debe estimular a los ciudadanos a conocer lo que ignoran en vez de confirmar sus preconcepciones militantes. Debe incrementar oportunidades para la expresión de la ciudadanía y organizaciones civiles y no ser ventrílocuo de quienes están rodeados de micrófonos. Debe marcar los errores y olvidos a cualquier oficialismo y no ayudar a cubrirlos cualquiera sea la justificación.” *Silvio Waisbord (La Nación)

Escéptico frente al poder, el poder de quién? No ser crítico según el color político ideológico? Entonces ¿Clarín y La Nación? Datos como las encuestas truchas de Nación y desinformación como Clarín. Ocultar es una manera de mentir.Paka Paka? CN23? , no son oportunidades de expresión de la ciudadanía? Es anti oficialismo mediático el ejército hegemónico? los errores y olvidos son solo de un sector? Es un buen tema de discusión, El periodismo Mil y tanto y el Millón y Tanto

La principal función en la comunicación es la transmisión de información., acerca de la realidad. Sin embargo, ya desde la Filosofía Clásica, se reconocen tres importantes funciones, que tardíamente fueron formalizadas por Karl Bühler, a principios del siglo xx: La comunicación es para: informar acerca del mundo- expresar la realidad subjetiva del emisor e- influir sobre el receptor, Entendiéndose además que en una situación comunicacional, se pueden estar dando una, dos o todas ellas. Hoy se prioriza la tercera, es el objetivo, manipulada, distorsionada solo para influir engañosamente al receptor oyente, televidente, lector etc. La rebelión de los híbridos comunicacionales, el Quinto poder (dueños del cuarto).



ANDRES PEEBLES