miércoles, 9 de febrero de 2011

GREENPEACE Y LA CENTRAL TERMICA RIO TURBIO (Santa Cruz)

Solicitada

GREENPEACE Y LA CENTRAL TERMICA RIO TURBIO (Santa Cruz)

No queremos partir del supuesto de que la motivación de Greenpeace en su cerrada oposición a
la puesta en marcha de la Central Térmica Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz, tiene
motivaciones diferentes a las de su defensa del medio ambiente.
Nos llama, sí, la atención de que Greenpeace no realiza ninguna mención respecto a la existencia
de tecnologías minimizadoras de los impactos negativos que podrían ocasionar la Central Térmica
Río Turbio para generación de energía eléctrica con carbón, impactos que por cierto no son
exclusivos del uso de esta fuente de energía, ya que directa o indirectamente ocurren con todas
las fuentes, sobre todo cuando con rigor intelectual o académico se incluyen en las evaluaciones
de los impactos negativos las energías directas e indirectas, y sus impactos objetivos, requeridas
para la producción de los componentes materiales de las tecnologías, en general.
En el caso de la Central Térmica Río Turbio, la tecnología incorporada posibilita adecuar las
emisiones a los parámetros ambientales aceptados por las regulaciones internacionales más
exigentes.
Asumimos, razonablemente, que Greenpeace no investigó respecto a la tecnología asumida en
esta central, ya que de haberlo hecho podría haber constatado que dicha tecnología es
minimizadora de la contaminación, con sus lógicas implicancias sobre el costo de capital de la
central, el que resulta sustancialmente mayor respecto a la generación con gas o con
combustibles líquidos, quedando muchas dudas respecto a los agro combustibles.
Al igual que Greenpeace, somos partidarios del uso de las fuentes renovables de energía y
seguramente hacia allí deberá el mundo orientar su política energética. No nos prestamos a
discusiones vacías, si a intercambiar conocimientos con organizaciones e instituciones que
trabajan en la búsqueda de soluciones a los grandes problemas que enfrenta la sociedad y por
ello, si Greenpeace en realidad no conoce la metodología asumida en la Central Térmica Río
Turbio, nos ponemos a su disposición para intercambiar conocimientos e incluso metodologías
para la evaluación de los impactos negativos (externalidades negativas) de las tecnologías, ya
que ellas no son y nunca fueron neutras, siempre responden a intereses, muchas veces espurios.

  GUSTAVO MONESTEROLO                        GUILLERMO GALLO MENDOZA
        SECRETARIO                                                        PRESIDENTE
                            FUNDACION PATAGONIA tercer milenio