jueves, 25 de agosto de 2011

La prostitución en Santa Cruz y la Capital (Enri)



“La oferta sexual en departamentos privados de la Capital despierta cada vez más quejas de los vecinos, preocupados por el crecimiento de una suerte de zona roja que ha copado, principalmente, el centro porteño.

El problema, sin embargo, se extiende a toda la ciudad, donde se estima que hay unas 2000 viviendas particulares donde se ejerce la prostitución de manera clandestina, según fuentes judiciales y de varias ONG.

Propietarios e inquilinos de centenares de edificios comparten a diario lugares comunes con prostitutas, proxenetas y un amplio abanico de clientes, algo que provoca una airada protesta por ruidos molestos y falta de higiene, y alimenta el temor por el riesgo de ser víctima de la inseguridad frente a la cotidiana presencia de personas ajenas y extrañas al edificio”. Pablo Tomino
LA NACION

Eso por un lado; En Sta. Cruz a pesar que se empeñan en igualar el “problema “la cuestión es diferente. Un poco de historia, el 02 de Octubre del año 1919, según certificado médico y en presencia del comisario jefe de policía de Pto. Santa Cruz dice: “Certifico haber examinado a la mujer Sara Arenaza quien está en condiciones de ejercer la prostitución. Expedido en presencia del médico de la policía Alejandro Sicar y el capitán Ricci de policía de Pto. Santa Cruz “

Jamás ha estado prohibida la prostitución, sino regulada por ley de profilaxis.

Se confunden los problemas, uno es la trata de personas y narcotráfico y otro es el de la prostitución. Esto último es lo que tal vez y creo que si necesita una legislación acorde con los tiempos. Que se diga que es un ámbito ideal para desarrollar las dos anteriores es problema de control .No necesariamente este flagelo (drogas) se encuentra en las odiadas “casitas”. Tampoco desconozcan que en boliches bailables se conjugan dichas cuestiones. Quienes opinan que es necesaria su erradicación son personas que desconocen la problemática humano social del aumento de soltería en la población, o bien tienen un pasar económico importante que le da para concurrir a los privados que existen y son muchos. Los cuales no tienen un control sanitario como corresponde que se hace al estar abiertos estos negocios

El gobernador se refirió a una posible reapertura de “Las Casitas”, al señalar el viernes que “es una apertura a que el delito de trata esté más cerca nuestro, claramente, por más controles que hagamos y demás, no sé si estoy tan de acuerdo a que se reabran” y en ese punto enfatizó que a su entender “hay que hacer una audiencia pública y profundizar este tema”, agregando que “hay que consultar con la sociedad, no sé si no es conveniente un plebiscito, con una etapa previa de esclarecimiento sobre lo que se puede plebiscitar, me parece que es un tema que es muy delicado y que una resolución a favor o en contra en sede judicial no salda la discusión de fondo”, indicó .

En este sentido, agregó “la lucha que estamos llevando contra la trata de personas, pero no debemos desconocer que hay una gran parte de la sociedad que está opinando que es preferible tener abiertas las casas de tolerancia, no podemos desconocerlo porque la prostitución se ejerce hoy en las calles o en lugares no habilitados, y esa parte también hay que tenerla en cuenta, hay que ser muy serio y no hay que dejarse llevar por la necesidad de algún anuncio”.

Asimismo, remarcó: “Creo que en esto la sociedad debe dar señales claras de lo que se debe hacer con este tema”.

No estoy de acuerdo con el ejemplo extremista y sectario que en “un barrio que no tiene cloacas se le prohíba el pozo negro” aunque deberíamos hacernos cargo de nuestra hipocresía y miserias que todos las tenemos en mayor o menor grado.

Estimo que corrigiendo el índice de corrupción que existe en los funcionarios municipales y policiales se puede tener un control responsable de este tipo de comercio, que cultural y socialmente está arraigado en nosotros, por lo menos en un gran porcentaje de la población masculina.

El pueblo gobierna a través de sus representantes. Las autoridades municipales son las que tienen la responsabilidad histórica de regular como estimen conveniente esta situación. No pretendan que el pueblo careta salga a defender lo que siempre niega o dice desconocer. A ver Ud. con una familia de 2 hijos adolescentes, tal vez servidor público, o docente, policía, comerciante, político ante la pregunta se deben cerrar las casitas? Que diría? Si las veces que fue, por que alguna vez fue, fue de trampa; después de un asado, en épocas proselitistas, etc. Entonces hoy echarle el fardo a” la gente” es muy facilista y engañoso.

Si alguien se interesa por este escrito, con gusto y mucho respeto intentare informar sobre los porcentajes de violaciones y enfermedades venéreas que se han incrementado en estos últimos doce meses. Al parecer el remedio es peor que la enfermedad.



ANDRES PEEBLES