martes, 7 de junio de 2011

Diez frases picantes de Cristina en la Asamblea Legislativa



En la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, la presidenta Cristina Kirchner pronunció más de 11 000 palabras. Acá, una selección de las que dieron que hablar.

-Dos países. “Voy a hablar del país real, del país que me toca administrar todos los días, porque he advertido que en los últimos tiempos han surgido como dos países: un país real que ha permitido que por ejemplo se batan récords, (…) y otro país al que yo denomino país virtual o mediático en el cual suceden cosas horribles, en donde nada está bien, en donde todo está mal”.

-Ser todo y más. “No necesito aplausos, necesito cooperación, esfuerzo, no para mí, sino para la patria. La patria, no Cristina, como acostumbran llamarme los diarios, no el Gobierno, no la Presidenta, la patria necesita que todos los hombres y mujeres que tenemos representación popular nos despojemos por un minuto de nuestras ambiciones legítimas. Nadie está en política porque no quiere ser nada, todos los que están sentados acá quieren ser todo y más también, como yo también lo quería ser”.

-Clientes. “De clientelismo también quiero hablar, porque no hay mayor clientelismo, no hay mayores posibilidades de tener clientes políticos que cuando un país alcanza el 25 por ciento de desocupación, que tenía cuando asumió el ex presidente Néstor Kirchner. Los clientes vienen cuando no hay trabajo, allí aparecen”.

-Obstrucciones. “Por eso hablo de esta Argentina real, de esta Argentina que trabaja, que construye, que gestiona, con errores y con equivocaciones, pero creo que también con aciertos, de la otra Argentina, la virtual, la mediática, que sólo habla, que sólo obstruye”.

-Pan negro. “No podemos dejar sin pan a nuestra gente, no sea que tengamos que comer pan negro y después se acuerden como se acordaban de Perón algunas personas, únicamente por el pan negro, queremos que coman pan blanco y que se recuerde mal por otros motivos pero no por el pan, por favor”.

-Aire gratis. “Uno de los principales problemas que tenemos en la República Argentina es que el aire es gratis. Yo estoy segura que si el aire se cobrara y si cada uno que hablara o arriesgara pronósticos, formulara políticas, tuviera que pagar por utilizar esa porción de oxígeno, estoy segura que se dirían muchas menos tonterías en la República Argentina”.

-Militares. “Esta Argentina virtual y mediática que planteó que odiábamos a las fuerzas armadas, por Dios, ¿nosotros los peronistas contra los militares?, somos el único partido político vigente en la República Argentina fundado por un general (Aplausos). Nuestro ADN se gestó allí cuando las fuerzas armadas acabaron con el fraude patriótico de la «Década Infame» y Perón fue presidente”. Malvinas. “Vamos a seguir condenando la rémora colonial que significa hoy que el Reino Unido pretenda que tiene soberanía a 14.000 kilómetros de distancia. No le da ni por la geografía ni por la historia ni por el derecho, por ninguna parte; lo único que queremos es sentarnos (…). No pueden ampararse más en Galtieri, ellos eran los que reconocían gobiernos como el de Galtieri, no nosotros, la mayoría de los argentinos”.

-Justicia. “Necesitamos también una justicia que sea independiente del resto de los poderes políticos y, fundamentalmente, de los poderes económicos concentrados. Necesitamos jueces que fallen no de acuerdo con la tapa de Clarín sino al Código Civil y al Código Penal”.

-Llenarse la boca. “Creo en serio en la división de poderes, no me lleno la boca hablando de la república y de la división de los poderes y veo luego a legisladores que como no logran tener los votos que necesitan aquí adentro, van y encuentran jueces…, encuentran los jueces que según la Argentina mediática manejamos nosotros, que les dan la razón y se introducen en cuestiones que son estrictamente políticas y a resolver entre el Poder Ejecutivo y ustedes, que son el otro poder político de la república”.