martes, 15 de noviembre de 2011

Proyecto, problema; novela, política





“El que sirve a una causa no piensa en los hombres o en los intereses El proceso lógico es comprender para distinguir. Distinguir para apreciar Apreciar para resolver. La política no se aprende se comprende y el que llega a comprender está por arriba de las pasiones.” Juan Perón.
En cómo se hace una novela, de Unamuno leía y comprendía lo siguiente;
Acabo de leer en un libro filosófico italiano -una de mis lectura de azar- Le sorgenti irrazionali del pensiero, de Nicola Abbagnano, y es esto: "Comprender no quiere decir penetrar en la intimidad del pensamiento ajeno, sino tan sólo traducir en el propio pensamiento, en la propia verdad, la soterraña experiencia en que se funde la vida propia y la ajena." Pero ¿no es esto acaso penetrar en la entraña del pensamiento de otro? Si yo traduzco en mi propio pensamiento la soterraña experiencia en que se funden mi vida y tu vida, lector, o si tú la traduces en el propio tuyo, si nos llegamos a comprender mutuamente, a prendernos conjuntamente, ¿no es que he penetrado yo en la intimidad de tu pensamiento a la vez que penetras tú en la intimidad del tuyo y que no es ni mío ni tuyo, sino común de los dos? ¿No es acaso que mi hombre de dentro, mi intra-hombre, se toca y hasta se une con tu hombre de dentro, con tu intra-hombre, de modo que yo viva en ti y tú en mí?
(…) .. como se hace una novela, te vengo planteando problemas, y lo que es más grave, problemas metapolíticos y religiosos. ¿Quieres que nos detengamos un momento en esto del problema? Dispensa a un filólogo helenista que te explique la novela, o sea la etimología, de la palabra problema. Que es el sustantivo que representa el resultado de la acción de un verbo, proballein, que significa echar o poner por delante, presentar algo, y equivale al latino projicere, proyectar, de donde problema viene a equivaler a proyecto. Y el problema, ¿proyecto de qué es? ¡De acción! El proyecto de un edificio es proyecto de construcción. Y un problema presupone no tanto una solución, en el sentido analítico, o disolutivo, cuanto una construcción, una creación. Se resuelve haciendo. O dicho en otros términos, un proyecto se resuelve en un trayecto, un problema en un metablema, en un cambio. Y sólo con la acción se resuelven problemas. Acción que es contemplativa como la contemplación es activa, pues creer que se puede hacer política sin novela o novela sin política es no saber lo que se quiere creer... (...)

Gran político de acción, tan grande como Pericles, fue Tucídides, el maestro de Maquiavelo, el que nos dejó "para siempre -"¡para siempre!": es su frase y su sello -la historia de la guerra del Peloponeso. Hoy hacemos nuestra el “hasta la victoria siempre”

Entonces; tenemos problema igual a proyecto, hoy Proyecto nacional y Popular, acción del gobierno peronista, un proyecto se resuelve en un trayecto, un problema en un metablema, en un cambio. Y sólo con la acción se resuelven problemas. pues creer que se puede hacer política sin acción o acción sin política es no saber lo que se quiere creer.

La novela es la acción, los protagonistas somos nosotros y ellos, interactuamos, traducimos nuestro pensamiento en la verdad, es decir la realidad.

“Canta el pueblero. Y es pueta, canta el gaucho y ¡ay Jesús ¡.Lo miran como avestruz
Su ignorancia los asombra; Mas siempre sirven las sombras, para distinguir la luz”



ANDRES PEEBLES