miércoles, 2 de noviembre de 2011

Los peros….





Porque apoyan el proyecto pero….., porque están de acuerdo pero…porque no son de acá ni de allá pero….

Esto dio por resultado que "el consenso o acuerdo de los grandes partidos políticos" se transformara en el fundamento moral de nuestras menguadas democracias. Reemplazándose así la genuina representación democrática, transformando al sufragio universal y secreto en una verdadera farsa. Porque viene a justificar las decisiones ya tomadas de antemano por el acuerdo de los grandes partidos.

Al consenso de los grandes partidos debemos agregar las múltiples y variadas “mesas de consenso social “u otras como la de enlace, patrocinadas por los grandes lobbies e instituciones de la sociedad civil, para que cambiando algo, nada cambie.

Es desde los movimientos populares que se realiza la oposición real a las oligarquías transnacionales. Es desde las tradiciones nacionales de los pueblos donde mejor se muestra la oposición a la sociedad global sin raíces, a ese imperialismo desterritorializado que pretende seguir avanzando sobre nuestro continente.

Es desde el elogio del disenso, de la actitud no conformista que se rechaza la imposición de un pensamiento único y de una sociedad uniforme, y se denuncia la globalización como un mal en sí mismo. Entonces diríamos consenso interior disenso de afuera, nace un tercer posicionamiento, los “Pero…….”

Ni consenso ni disenso, nacieron con el censo.



Andrés Peebles