sábado, 23 de abril de 2011

Vargallo de Trosa



La leyenda

“La guerra de Troya ya nueve años cuando el más destacado guerrero griego, Aquiles, había caído muerto en combate. A pesar de haber cumplido las condiciones impuestas por los oráculos para la toma de la ciudad- traer a Neoptólemo, hijo de Aquiles; traer los huesos de Pélope y robar el Paladio- los griegos no conseguían atravesar los muros de Troya.”

“El adivino Calcante observó una paloma perseguida por un halcón. La paloma se refugió en una grieta y el halcón permanecía cerca del hueco, pero sin poder atrapar a la paloma. El halcón entonces decidió fingir retirarse y se escondió fuera de la mirada de la paloma, quien poco a poco asomó la cabeza para cerciorarse de que el cazador desistió. El halcón salió del escondite y culminó la cacería. Después de narrar esta visión, Calcante dedujo que no deberían seguir tratando de asaltar las murallas de Troya por la fuerza, sino que tendrían que idear una estratagema para tomar la ciudad. Después de ello, Odiseo concibió el plan de construir un caballo y ocultar en su seno a los mejores guerreros. En otras versiones, el plan fue instigado por Atenea 2Bajo las instrucciones de Odiseo o de Atenea, el caballo fue construido por Epeo el feocio, el mejor carpintero del campamento. Tenía una escotilla escondida en el flanco derecho y en el izquierdo tenía grabada la frase: «Con la agradecida esperanza de un retorno seguro a sus casas después de una ausencia de nueve años, los griegos dedican esta ofrenda a Atenea».
“Los troyanos, grandes creyentes en los dioses, cayeron en el engaño. Lo aceptaron para ofrendarlo a los dioses, ignorando que era un ardid de los griegos para traspasar sus murallas. Dentro del caballo se escondía un selecto grupo de soldados. El caballo era de tal tamaño que los troyanos tuvieron que derribar parte de los muros de su ciudad. Una vez introducido el caballo en Troya, los soldados ocultos en él abrieron las puertas de la ciudad, tras lo cual la fuerza invasora entró y la destruyó.” “Los troyanos, grandes creyentes en los dioses, cayeron en el engaño. Lo aceptaron para ofrendarlo a los dioses, ignorando que era un ardid de los griegos para traspasar sus murallas. Dentro del caballo se escondía un selecto grupo de soldados. El caballo era de tal tamaño que los troyanos tuvieron que derribar parte de los muros de su ciudad. Una vez introducido el caballo en Troya, los soldados ocultos en él abrieron las puertas de la ciudad, tras lo cual la fuerza invasora entró y la destruyó.”

El 24 de Abril de 1184 a.C.: en la actual Turquía, según la leyenda, los griegos entran en la ciudad de Troya usando el Caballo de Troya.


Vargallo de Trosa

Esta es una historia que se repite a través de los años, con otras configuraciones y en otros contextos. Trataremos de adecuar el paralelismo .Situaremos al gran caballo de Troya como la caparazón de una mentira, diremos que es un gran escritor ganador de premios literarios mundiales , como el Nobel .Que sus soldados ,son; ideas non sanctas designio del liberalismo asesino, represor e inhumano. Soldados egos de (one only world-un solo mundo) Que los Argentinos grandes creyentes de los afuerinos, de que lo de afuera es civilización y nosotros la barbarie.Que somos europeos .Que queremos ser como los Yanquis Lo aceptamos.

El caballo era grande , se tuvo que derribar las murallas intelectuales protectoras, ahora están adentro( también desde antes) otra parte de sus soldados cipayos que los hay.La ultima avanzada esta , pero no nos han destruido ,han hecho daño, confundiendo a gente honesta ,adolecente. Inocentes, ignorantes, culposo por lo primero, doloso después. Pero téngase presente que el que nos odia nos ha querido. Más atendamos con espíritu sereno “Canta el pueblero y es pueta Canta el gaucho …y ay Jesús Lo miran como al avestruz , su ignorancia los asombra; Mas siempre sirven las sombras Para distinguir la luz” Una ultima cosa Vargallo de Trosa …donde hay uno hay otro, donde hay yeguas nacen potros. Esta guerra como dice el prefacio, lleva nueve años y con muros como Gonzalez Horacio no te tenemos miedo.Si , a nuestros hermanos,los engañados ,los indignos,los que te escuchan , los que te justifican por ser un buen escritor, porque esa es tu semilla de maldad.Una cosa es lo que se ve y otra la de adentro,La maqueta, el caballo no importa ,si lo de adentro ,tus ideas, entonces lo peligroso, lo que siento . Como dijo otro Horacio ..“Caballo que no galopa va derecho al pisadero……. “….a mí me echaron los perros pero no me han de alcanzar.”

ANDRES PEEBLES