martes, 9 de octubre de 2012

Inventario de Glaciares en Santa Cruz

Primer Taller del inventario nacional de Glaciares, Mendoza, mayo de 2012.

Argentina es uno de los pocos países del mundo que cuenta con varios miles de kilómetros cuadrados de glaciares y permafrost de montaña en su territorio. Según cálculos aproximados, Sudamérica tendría cerca de 25.500 km2 cubiertos por glaciares, con un 75% del área total ubicada en Chile. Nuestro país ocupa el segundo lugar después de Chile, con cerca del 15% del área total de glaciares sudamericanos.
A pesar de la gran extensión de hielo que existe en nuestro país y su clara importancia socioeconómica, geopolítica, ambiental y científico-académica, el conocimiento actual sobre los glaciares y el ambiente periglacial en la Argentina es muy limitado. Si bien en las últimas décadas se ha avanzado significativamente en el estudio de nuestros cuerpos de hielo, aún hoy sólo un puñado de sitios han sido analizados en detalle, y en la actualidad no existe información sobre la ubicación, área total, significancia hidrológica o la historia reciente de los glaciares y geoformas periglaciales a lo largo de importantes porciones de la Cordillera de los Andes.
Conscientes de la importancia nacional y regional de los cuerpos de hielo en la Cordillera, en Febrero de 2010 la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Cruz, en concordancia con iniciativas similares en marcha y discusión a nivel nacional, sancionó la Ley de Protección de los Ambientes Glaciares y Periglaciales de la Provincia con el objeto de preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos así como proveedores de agua de recarga de cuencas hidrográficas. Entre otros elementos relevantes de la ley, uno de los más importante es la creación de un Inventario Provincial de Glaciares el cual deberá asegurar la información necesaria para su adecuada protección, control y monitoreo.
La propuesta es congruente con lo manifestado por el Art.3º de la Ley Nacional de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial, Nº26.639, sancionada y promulgada en Octubre de 2010, en el cual se establece la creación de un Inventario Nacional de Glaciares.
En ambas normativas se establece concurrentemente que el inventario deberá individualizar, posicionar y registrar todos los glaciares y geoformas periglaciales, establecer su dimensión, clasificación geomorfológica y estado (en avance, retroceso, o estacionarios) a fin de conocerlos, monitorearlos y poder planificar la gestión y uso del recurso agua. Este tipo de información mínima son fundamentales como una base esencial para un desarrollo sustentable y armonioso del medio ambiente cordillerano, como así también para sentar bases mínimas confiables de política sectorial, territorial y de planificación.
La Ley Provincial Nº3.123/10 faculta a las Subsecretarias de Planeamiento y de Medio Ambiente para la materialización del inventario de glaciares, en acuerdo y cooperación con el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA – CONICET), a la vez institución encargada de realizar, en coordinación con la autoridad nacional de aplicación, el Inventario Nacional de Glaciares. En el ámbito provincial, el Art.8º de la Ley Nº3.123/10 designa a la Subsecretaria de Medio Ambiente como su autoridad de aplicación.

Los objetivos específicos más importantes definidos en el Inventario de Glaciares  en la provincia, se detallan a continuación:
• Implementar metodologías apropiadas para un mapeo y monitoreo eficiente y detallado de los cuerpos de hielo, congruente con las metodologías en marcha en las distintas regiones del país, como así también con la propuesta realizada para la conducción del Inventario Nacional de Glaciares.
• Desarrollar y entrenar recursos humanos en la provincia con capacidad para abordar la implementación, monitoreo y mantenimiento posterior actualizado del Inventario Provincial de Glaciares, asegurando así su continuidad en el tiempo.
• Asegurar que el tipo y nivel de detalle implementado en la generación de información glaciológica y geocriológica durante el inventario, permita un manejo adecuado de las reservas estratégicas de recursos hídricos en la provincia, actuales y futuras, permitiendo la definición de las mejores políticas posibles de uso y conservación.
• Organizar una eficiente y útil base de datos del inventario, ordenada, apropiadamente documentada y aplicando los mejores procesos tecnológicos actuales para su almacenamiento seguro, intercambio y publicación de resultados parciales y/o finales.
• Establecer un sistema integrado de observaciones entre los cuerpos de hielo y el clima regional tal que permita, a través de un monitoreo periódico y en sitios cuidadosamente seleccionados, determinar los principales factores climáticos que afectan la evolución de las reservas estratégicas de recursos hídricos en el corto y largo plazo.
• Sentar las bases metodológicas que permitan continuar con el monitoreo, análisis e integración de la información referente a los glaciares y crioformas de manera que las instituciones provinciales y nacionales con injerencia territorial en la materia puedan definir estrategias y políticas adecuadas de protección, control y monitoreo de sus reservas de agua en estado sólido y líquido y que las instituciones universitarias puedan usar esta información como herramientas para la investigación científica.
• Identificar posibles impactos que la pérdida de las masas de hielo podría tener sobre el manejo de los recursos hídricos y otras actividades humanas asociadas.
• Establecer un Programa de Difusión de la información resultante del inventario a través de una política de datos abierta y acceso libre de la información, con el fin de promover los conocimientos adquiridos e incentivar su uso por parte de organismos públicos y privados, los tomadores de decisiones, educadores,  científicos y público en general.
En mayo de 2012 se realizó el primer taller de capacitación y entrenamiento de técnicos responsables de conducir tareas de inventario en diversas regiones del país, en la ciudad de Mendoza. También en mayo se creó el Nodo Santa Cruz del Inventario, con sede en al SIT Santacruz, comenzándose con los trabajos de SIG y teledetección en la región comprendida entre el lago San Martín y cerro San Lorenzo. Estos trabajos son complementarios a los ya iniciados por personal de IANIGLA/CONICET en la zona comprendida entre los lagos San Martín y Viedma.

Para mayor detalle, por favor visitar sección del inventario en el Geoportal del SIT Santacruz, en www.sitsantacruz.gov.ar y también la página oficial del Inventario de Glaciares en Argentina, en: