martes, 26 de marzo de 2013

A Dios rogando y con el mazo dando – Habemus la séptima corrida contra el peso desde el 2007

ARTEMIO LOPEZ






*Artemio López-Sociológo

Durante esta semana, los sectores del poder económico profundizaron la séptima corrida contra el peso que soporta Cristina desde octubre de 2007. Sin embargo, el control de cambios impuesto por el Gobierno es una medida eficaz que impide la fuga de capitales con reservas, producto del esfuerzo colectivo.


No se apagaba aún el colorido debate entre dirigentes e intelectuales metropolitanos generado ya no por motivos terrenales sino por la designación del Papa (¡wow!), cuando, dejando de lado “apenas un momentico” la emoción vaticana que los embargaba, los sectores del poder económico y sus gurúes profundizaron la séptima corrida contra el peso que soporta el gobierno de Cristina desde octubre de 2007.

La cotización del llamado dólar blú llegaba así a su cénit superando los 8 pesos, el florido precio que establecieron para su transa los dueños de la timba ilegal, cuyas operaciones sumadas no totalizan el monto requerido para comprar el pase de Riquelme, roto como está.
"Manipulado por grupos de presión, el dólar ilegal y la brecha resultan recursos de baja operatividad comparados con las fugas anteriores."

Dijimos ya que hubieron antes de la que cursa en estos días papales y desde las elecciones de octubre de 2007 seis grandes corridas contra el peso que supusieron, antes del control oficial sobre la divisa, la fuga de más de 60.000 millones de dólares, el equivalente casi al 150% de las reservas del país. Al respecto, en el libro Economía a Contramano de Alfredo Zaiat se observa el período y magnitud de las seis corridas desestabilizadoras registradas contra el gobierno de Cristina Kirchner, favorecedoras de la caída en la generación de empleo y el aumento de precios.

1- Elecciones presidenciales 2007, duración: jul. 2007-octub. 2007. Monto fugado: 7.131 millones de dólares.

2-Crisis de "el campo", duración: abr.2008-jul. 2008. Monto fugado: 10.393. millones de dólares.

3- Caída de Lehman Brothers, duración: sept. 2008-oct. 2008. Monto fugado: 6.561 millones de dólares.

4- Fin AFJP, crisis internacional, elecciones jun. 2009, duración: dic. 2008-jul. 2009. Monto fugado: 13.784 millones de dólares.

5- Crisis Redrado en el BCRA, duración: ene. 2010, abr. 2010. Monto fugado: 5.262 millones de dólares.

6- Elecciones presidenciales 2011, duración: abr. 2011-oct. 2011. Monto fugado: 17.545 millones de  dólares.

El total de la fuga de capitales entre mediados del año 2007 y fines de 2011resulta entonces de 60.676 millones de dólares. ¡Esta es la fiestita que extrañan los librecambistas!

El imprescindible y exitoso control de cambios impuesto por el Gobierno,  al que los especuladores bautizaron como “cepo al dólar”, impidió finalmente que el ataque al peso supusiera financiarle la fuga de capitales con reservas, producto del esfuerzo colectivo.

Así las cosas, como mecanismo de presión sobre el peso, se creó esta vez el dólar ilegal, y para regular la presión del torniquete se difunde por los medios opositores y con simpática furia la denominada “brecha” entre el dólar legal y el que promueve el hampa financiera, brecha que, según agitan los medios opositores, “no para de subir” y al cierre de esta columna trepaba al 71%. (¡A la pipeta!)

Manipulado por grupos de presión, cuyo fin es generar una situación de caos en el mercado promoviendo una devaluación para apropiarse del excedente económico, más allá de su fuerte propalación en los medios opositores, el dólar ilegal y la brecha resultan recursos de baja operatividad comparados con las fugas anteriores.

Se trata de un recurso defensivo y de segundo orden respecto de los ataques especulativos pasados que muestran la creciente debilidad de la oposición en sus expresiones diversas: económicas, políticas y mediáticas.

Obviamente el Gobierno no alterará el rumbo de la política económica que tantos y tan buenos resultados ofrece en materia socioeconómica desplegando el mayor ciclo de crecimiento económico de que se tenga memoria estadística, de un 7,2% promedio entre 2003 y 20012 como se observa en el gráfico:



Pero no basta crecer. El modelo que los especuladores pretenden desestabilizar mediante el módico dólar ilegal y la famosa “brecha” resultó también muy eficaz en su capacidad de generar empleo, disminuir la pobreza y la indigencia y distribuir el ingreso.

En efecto, el modelo socioeconómico que conducen políticamente Néstor y Cristina Kirchner a partir de mayo de 2003 quitó de la indigencia a once millones de personas, el equivalente poblacional de Córdoba, Santa Fe, Capital Federal y Tucumán, sumados, arranco de la pobreza a  dieciséis millones, equivalente a la población bonaerense completa y creó cerca de cinco millones de puesto de trabajo.
"El modelo que los especuladores pretenden desestabilizar mediante el módico dólar ilegal y la famosa “brecha” resultó también muy eficaz en su capacidad de generar empleo, disminuir la pobreza y la indigencia y distribuir el ingreso."

En lo que respecta a la desigualdad, Florencia Médici (UBA, CEIL-CONICET) y Melina Mallamace (UNLP) en su reciente estudio Los indicadores que no miran, muestran que La Argentina presenta el menor coeficiente de GINI en relación a sus vecinos, destacando una reducción extraordinaria del 20% en el lapso comprendido entre los años 2003 y 2012, siendo el menor de la región (0.39 en el tercer trimestre del 2012).

Al tiempo que generó empleo, el modelo de crecimiento económico con inclusión social, tipo de cambio competitivo y matriz productiva diversificada, protegió los puestos de trabajo obtenidos de manera muy eficiente: en medio de la mayor crisis capitalista desde inicios del siglo pasado, la decisiones de política económica tomadas por Cristina Kirchner bajaron el desempleo del 8% en el año 2008, cuando la caída del Lehman Brothers Holdings Inc., al 5,9% en el último trimestre de 2012.

Contrario sensu, la ideología neoliberal que mueve a los manipuladores del dólar ilegal, cuando gobernó, en medio de la crisis del Tequila (una mini crisis comparada con la actual), hizo estallar el desempleo que, entre los años 1995 y 1996, pasó del 10,7% al 18,4% ¡en solo doce meses!

Si solo por un instante imaginamos los resultados de la devaluación que supone la cotización que el hampa financiera asigna al dólar ilegal, la caída  vertical del consumo interno que supondría dispararía la tasa de desempleo por sobre el 10% en un semestre, en tanto la pobreza e indigencia se duplicarían.

Para determinar los efectos catastróficos de las devaluaciones sobre la población con ingreso fijo, no imaginemos nada, solo miremos ejemplos de nuestra historia reciente.

Al respecto, Martín Romeo director de proyectos de Consultora Equis sostiene:

En 2002 se propuso una “devaluación ordenada” de 1,4$ = 1 u$s. La inflación acumulada del 1° semestre de esa “salida ordenada” fue de 30,5%; 39,2% en alimentos y 49,9% en canasta básica. El poder adquisitivo general cayó un 23,8% (26,5% para los trabajadores en negro).

La línea de pobreza en personas de fin de 2001 que era 38,3% pasó a 53,0%; o sea, aumentó un 38%. La línea de indigencia en personas pasó de 13,6% a 24,8%; o sea, aumentó un 82%.


Lejos de esta alternativa devaluacionista, el Gobierno nacional insiste en sostener el empleo y el consumo doméstico. Esta semana hubieron dos grandes novedades en esta dirección.

La primera es que durante el mes de este año la economía creció un 3,2%contra un 1,9% de 2012, lo que permite mantener las expectativas de crecimiento anual en 4,5%, que señalara no solo el oficialismo sino economistas de conocida trayectoria como Miguel Bein.

Por otro lado, Cristina Kirchner informó que se construyen 400 casas por día a través del Plan Procrear, el emblema de las políticas públicas para el sostenimiento del empleo, tras un año 2012 de notables restricciones en la creación de nuevos puestos de trabajo, como se observa en el cuadro que muestra el dinamismo en la generación de empleo en la última década.
 
En esta perspectiva de dinamizar la generación de empleo, que a nuestro juicio es el tema central y excluyente del año 2013, la consolidación de las primeras 30.000 viviendas ejecutadas es una gran noticia y muestra el buen ritmo de realización del Plan PROCREAR, cuyo tramo 2012-2013 supone un objetivo de 100.000 viviendas realizadas.

Recordemos que en materia de empleo la conclusión del tramo anual del PROCREAR genera 300.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos, supone 4,3 puntos porcentuales adicionales de inversión y agrega 1,5 puntos de crecimiento del PBI.

Finalmente, mientras Cristina Kirchner se esfuerza por encontrar alternativas que sostengan el consumo y el empleo en un contexto internacional y regional de fuertes restricciones, los medios opositores y los políticos por ellos editorializados cierran filas con el hampa financiera y sus gurúes, promoviendo la devaluación mediante la nueva criatura modelo 2013: el dólar ilegal. Así les fue y les irá.