domingo, 19 de septiembre de 2010

CULTURA?

1 ¿Qué es la Cultura?
El mundo de la cultura es el mundo creado por el hombre, no desde la nada como
Dios creó el mundo natural, sino sobre el mundo natural.


Qué entendemos por cultura?    Cultura  que nos asombra de la
tecnología, o bien lo que admiramos en las obras de arte de un museo, o lo que nos deja
perplejos cuando visitamos Roma o Atenas? Sí y no, porque es evidente que esas son las
huellas de la cultura de un pueblo, pero eso no es toda la cultura. Por cultura entendemos
todo lo hecho por el hombre, así como la naturaleza es la obra de Dios en tanto Creador del
mundo, pero este es sólo un intento de aproximación a nuestro tema.
Hoy día, es común la idea que el hecho de escuchar música clásica es una muestra de
cultura o danzas , ballet ,teatro y en cambio aquel que no gusta esas bondades está desacreditado para este selecto mundo.
Sin negar que esto pueda ser cierto, hemos de tener en cuenta que estamos ante un
problema mucho más complejo, pues aún teniendo en cuenta las limitaciones del hombre,
cultura es todo lo que hizo el hombre, a lo largo de la historia, y a lo ancho del mundo.
Por consiguiente, por cultura entiendo el desarrollo de todos los valores de la vida
humana y también la actividad transformadora que sobre el mundo de las cosas y sobre el
hombre ejerce el mismo hombre.
La cultura se desenvuelve en tres sectores ascendentes: el del hacer, el del obrar, y el
del contemplar. Es por esto que en la obra de los hombres habrá un fundamento objetivo
que lo vamos a encontrar en el orden de las cosas, y un fundamento subjetivo, que lo
buscaremos en el espíritu del mismo hombre.
Y al pasar al ámbito de las artes, pasamos del contemplar al hacer propio de las cosas
que son modificadas y producidas por el hombre, y de aquí surgen las artes o técnicas útiles
con la abrumadora tecnología entre ellas, que hoy asombra a nuestra época, y las artes
bellas de las que dan testimonio las obras maestras de todos los genios que ha dado la
humanidad en el mundo de la música, las artes plásticas, la escultura, las letras, etc. En las
bellas artes, se agrega al aspecto productivo, la contemplación artística en donde el
trascendental belleza como propiedad del ente se suma a la razón productiva propia del arte
dando lugar así a la creación como producción de belleza, lo que es propio del artista en
donde se conjugan la razón técnica en la producción de la obra, con la capacidad de
producir belleza, mediante esa extraña alquimia que tienen en el alma los artistas, porque en
esto difieren el artesano y el artista, en que el primero es racional y efectivo en la producción de su obra, mientras el artista es racional, efectivo, y contemplativo.
Por último por la virtud de la prudencia pasamos al orden del obrar, es decir al orden
moral al cual se subordina toda la vida práctica del hombre, porque la prudencia versa sobre
lo que es bueno o malo para el mismo hombre. Por la prudencia se accede al orden político,
al orden jurídico, al orden militar, es decir a toda la vida práctica de la ciudad así como del
ciudadano.

Fundamento objetivo de la cultura
La cultura de los hombres se desenvuelve en el espacio y en el tiempo, es decir a lo
ancho del mundo y a lo largo de la historia. No es uniforme, sino siempre cambiante pues
depende de las posibilidades de realización que tiene la naturaleza humana y de los actos
libres de los hombres en las distintas circunstancias que le toca vivir en pro de lo que todos
buscan sin excepción, que es la felicidad.


Conclusión
Al comienzo de la participación en los talleres o reuniones Chile + cultura me propuse buscar el fundamento metafísico de la cultura como obra del hombre, creo no  haber logrado mi propósito.
La cultura es el mundo creado por el hombre no desde la nada como Dios creó el
mundo natural, sino sobre el mundo natural.
Tiene un fundamento subjetivo en las cinco virtudes intelectuales del hombre, que
enseñara Aristóteles en la Ética a Nicómaco .
En toda cultura se perciben tres sectores ascendentes el hacer, el obrar y el
contemplar.
Al hacer corresponden los efectos de las artes bellas y las artes útiles o técnicas. Todo
el mundo de la belleza artística, así como los más refinados y exquisitos desarrollos
tecnológicos se encuentran aquí.
Al obrar corresponde la virtud de la prudencia y sus actos propios en la moral, en el
orden jurídico y la política.
A la contemplación por último corresponde la filosofía y las diversas ciencias
Tiene como fundamento objetivo a la verdad, la bondad y la belleza, los
trascendentales del ente que constituyen el punto metafísico de encuentro entre el Creador y la criatura.

Esto permite establecer una jerarquía entre las culturas de los pueblos que en el mundo
han sido, teniendo en cuenta los fundamentos de la cultura que he desarrollado y los valores
en torno a los cuales se constituye un pueblo.
Aquella cultura que se centre alrededor de un valor, que tenga una mayor participación
del Bien por esencia, es una cultura de jerarquía superior a otra que se conforme alrededor de un valor de menor actualidad. Tal como la votacion , de  decidir por cual grupo ,de importancia, va a participar en la fiesta ciudadana como plato fuerte,en tres disciplinas basicas o principales `por decirlo de esa manera ;musica ,danza y teatro,donde alguien dijo (al proponerse una banda musical) Los Jaivas hase 20 años lo han estado haciendo y deberiamos tratar otra opcion,yo les digo a esas personas ; el plato fuerte aca en la Patagonia es el cordero y esta vigente hace muchisimo mas tiempo. No creo que haya un grupo mas representativo y que fusione las artes musicales , de expresión y sentimiento social politico que aglutinen 3 generaciones.Pero soy yo y mis creencias. El ser humano crea escenarios para sentirse real, y concreta sus posibilidades creativas merced a sus creencias. Una nueva lectura de Ortega señala: Yo soy yo y mis creencias. Las creencias se heredan de los antecesores y se renuevan con las experiencias vividas por las nuevas generaciones de individuos y sus sociedades. Las creencias se alimentan de esas experiencias que a los sujetos les confirman en ellas, las cuales no se cuestionan porque no se detecta la naturaleza y el origen de la realidad en que se desenvuelven. De esta manera, la creencia pasa de ser un instrumento de creación, a convertirse en una verdad absoluta, inamovible.
Pero la cultura es un fenómeno propiamente humano, es la manifestación del vivir de
un pueblo a lo largo de su historia, y en la historia real de los pueblos se presenta como el
entretejido de valores y disvalores, del predominio de los primeros depende el avance en un
determinado sentido, en caso contrario es inevitable el retroceso para el pueblo en cuestión.
Pero no sólo de los disvalores dependen los retrocesos sino, y esto es lo que más
frecuentemente se ve cuando se estudia la historia de la cultura, de una errónea jerarquía de
valores. Hoy asistimos a un mundo cultural que adhiere a una jerarquía de valores invertida
con ausencia de Dios y de valores religiosos vigentes en la vida cotidiana de los hombres, y
con los valores infrahumanos e inframorales tales como el hedonismo y la dimensión
biológica del hombre, colocados en el centro de toda la actividad cultural, fruto de un
materialismo manifiesto, que lo sumergen en el sin sentido de su vida y en una angustia
existencial que lo lleva a la desesperación.

Una cultura sana es aquella que vive y se desarrolla alrededor de una escala de valores
acorde a la naturaleza de las cosas. Por eso debemos vivir según una adecuada jerarquía de
valores que vuelvan a darnos el verdadero sentido de la vida.


“No hay cultura donde no hay principios de legalidad civil a que apelar. No hay cultura donde no hay acatamiento de ciertas últimas posiciones intelectuales a que referirse en la disputa. No hay cultura cuando no preside a las relaciones económicas un régimen de tráfico bajo el cual ampararse. No hay cultura donde las polémicas estéticas no reconocen la necesidad de justificar la obra de arte”.(O  y G)

BIBLIOGRAFIA; Aristoteles ,Alberto Buela ,Ortega y Gassett


Andres Peebles.