lunes, 25 de febrero de 2013

Las 7 fórmulas para renovar nuestro cerebro




Hay muchas cosas que nos dañan. Sentimientos, prácticas inapropiadas, malos hábitos. Puedes rehabilitar células cerebrales para conseguir la armonía y la inteligencia necesaria para estar bien.





La actividad cerebral es dinámica. Es un órgano complejo que siempre ha representado un misterio. Lo que ahí sucede tiene que ver con todo y es por eso que debemos reconocer que así como absorbe conocimientos benéficos también aprende hábitos, o se acostumbra a funcionar de una forma poco saludable.
Algunos nos acostumbramos a pensar de una forma rígida y negativa. En esta frecuencia no es raro que somaticemos y transformemos esta energía en un problema real, provocandonos nosotros mismos complicados cuadros de estrés e incluso enfermedades.
La inteligencia es algo más profundo que tener buenos resultados lógicos o memorizar suficientes datos que nos hagan parecer "cultos". La inteligencia es diversa y responde a la resolución de conflictos cotidianos. La vida moderna ha confundido la inteligencia con la intelectualidad, siendo que la inteligencia es la comprensión cabal de nosotros mismos en el universo.
Pon atención y ayúdate a estar siempre bien de acuerdo a los parámetros científicos de la  neuroplasticidad y de la neurogénesis:
1. Hacer ejercicio: Las endorfinas- hormonas de la felicidad- que se activan al hacer ejercicio, alejan la temida depresión o bipolaridad, cuestiones más o menos comunes en los tiempos que nos toca vivir.  El Dr. Kwok Fai So de la Universidad de Hong Kong mostró un correlación entre personas que solían correr frecuentemente y la neurogenésis. “Investigación ha demostrado que el ejercicio puede mejorar el estado de ánimo y la cognición y también se ha demostrado que un déficit en la neurogénesis adulta puede resultar en una depresión”.
2. Medita: Relájate y deja que tu mente se libere de tus pensamientos mundanos. Intenta vibrar con la energía del cosmos, guiandote por una respiración pausada. El Dr. Herbert Benson, de la Universidad de Harvard, ha estudiado lo que llama “la respuesta de relajación”, la cual induce una serie de cambio bioquímicos en el cerebro. Benson sugiere que la meditación renera células cerebrales, reduciendo de esta manera el estrés.
O sea en este punto podemos por ejemplo, entender que el Yoga podría mezclar el hacer ejercicio con meditar, siendo una vía excelente para renovar nuestro cerebro.
3. Una dieta rica en alimentos antioxidantes y esenciales: Berries, vino,  yerba mate, jengibre,  alimentos con Omega 3 y 6 como la marihuana y todos los que aparecen en esta lista  o esta otra, te aseguran salud y bienestar físico y mental y por supuesto prometen quitar enfermedades como el alzheimer.
4. Come menos: Una molécula específica, clave en el funcionamiento eficiente de la memoria, el aprendizaje y la ansiedad, se activaría por medio de una dieta baja en calorías. Esto según un estudio publicado en el Journal of Molecular Science muestra que la restricción de calorías produce estados favorables para la neurogénesis. Los orientales ya lo practican hace milenios, es por eso que para no ser menos en occidente según científicos de la Universidad Católica de Roma, con una dieta baja en calorías, estimulas aquellas moléculas que mantienen joven al cerebro.   Y no solamente podrás vivir durante más años si comes menos, sino que también reducirás las conductas agresivas.
5. Haz el amor: Si hay algo que consigue liberarnos es el sexo. Y no es una cuestión moral, es una cuestión de salud. Solo viendo los 10 beneficios que tiene el orgasmo para nuestro cuerpo entendemos que la relación que tiene el sexo con nuestro bienestar es sumamente profunda. La doctora Benedetta Leunemuestra que mientras el estrés reduce la neurogénesis adulta y restringe la arquitectura dendrítica en el hipocampo, la copulación tiene el efecto opuesto, promoviendo la generación de nuevas células cerebrales. Explica Leuner:
Ratas adultas fueron expuestas a una hembra sexualmente receptiva una vez (aguda) o una vez diariamente por 14 días (crónica) y se midieron sus niveles de circulación glucorticoide [...]. Los resultados mostraron que experiencias sexuales agudas incrementaron los niveles de circulación corticoide y el número de neuronas en el hipocampo. La experiencia sexual crónica dejó de producir un incremento en los niveles corticoides pero continuó promoviendo la neurogénesis y estimuló el crecimiento de la espinas dendríticas y la arquitectura dendrítica. La experiencia sexual crónica también redujo el comportamiento relacionado con la ansiedad.
6. Iluminarse por métodos inductivos como luz infrarroja y biomagnetismo: Si tienes la posibilidad de colocarte el  casco desarrollado por  el Dr. Gordon Dougal, de la empresa Virulite, solo hazlo. Puedes también practicar reiki o curación por medio de imanes. También puedes conocer el hermoso ritual del Temazcal que con su aire ionizado proveniente de las rocas volcánicas es capaz de traer a la conciencia tu memoria ancestral.
7. Utilizar terapias alternativas a los antidepresivos: Los antidepresivos producen dependencia y bajan la libido. En un hecho, por lo tanto recurrir a caminatas largas,alimentación saludable o terapia psicodélica con ayahuasca, el antidepresivo más potente existente en el Tercer Planeta, que no está calificada como droga, es una muy buena opción para mantener el cerebro a salvo del anquilosamiento de ese estado de baja energía.


Periodista y poeta. Ha publicado sus columnas en medios como Punto Final, The Clinic y El Ciudadano, además de una antología poética en su libro Gesto Mecánico. Actualmente es directora de VeoVerde.@karestroika en Twitter.