lunes, 24 de octubre de 2011

Este 23 de Octubre



Este 23 de Octubre, a los ojos de la historia, es un golpe de realidad más entre los tantos que hubieron en los procesos democráticos de la Argentina pero tiene la particularidad de haber logrado alejar a los Peronistas de los radicales de su acercamiento a la promocionada transversalidad y haber dado comienzo a la Resistencia Peronista, una gloriosa resistencia que mantuvo viva la llama de un Movimiento que había devuelto la dignidad al pueblo trabajador, que había dado rango constitucional a los derechos del trabajador, que había ofrecido a manos llenas salud, educación y trabajo, que había cambiado definitivamente a los argentinos especialmente los de la cuenca que, por primera vez, se sentían dueños de un auspicioso destino lleno de progreso en todo ámbito .



La campaña de desprestigio y maledicencia, la difamación, la persecución en los empleados municipales en especial, no logró más que fortalecerlos y acrecentar su capacidad de lucha. Se recupera un espacio de militancia en serio, de compañeros del “palo”, no de acomodaticios arribistas .Los históricos prevalecieron ante los mesiánicos aparecidos. Privo la coherencia popular.



El vano intento de borrar lo que el Peronismo significó para los sectores populares, en cuanto a justicia social, independencia económica y soberanía política, fue cruel y persistente, fueron estériles los ofrecimientos de prebendas, los artilugios de la oposición .Alianzas traicioneras. “Alianzas: Unión de cosas que concurren a un mismo fin: alianza de intereses”, los cuales se reducen a estar en contra de…, nada más, sin propuestas versátiles, sin más idea que ganar una elección.



Sin embargo, a pesar de todo, fracasaron y el 23 de Octubre de 2011, un pueblo de pié, votando con la cabeza más que con el corazón, orgulloso de su líder que volvía a renovar la confianza, y las nuevas generaciones festejando su reelección, por un lado o dos en realidad por la provincia, y en la cuenca vuelven los que nunca se fueron.



Para todos los que sufrieron persecución, abandono, olvido; nuestro recuerdo agradecido en este gran acto cívico, reivindicatorio para elegidos y electores. Gracias compañeros, vecinos, pueblo en general. Por votar por el futuro, el cual, es hoy.

Hasta la victoria siempre.



ANDRES PEEBLES