martes, 18 de septiembre de 2012

Río Turbio - Puerto Natales


 20.000 HABITANTES TENDRÁ NATALES EN SU TRANSFORMACIÓN A PUERTO CARBONERO; LA SALIDA DE “EL TURBIO” POR ESE PUERTO LO HARÁ MÁS IMPORTANTE QUE PUNTA ARENAS 

No hay mal que por bien no venga, deben pensar en estas horas los natalinos, que jamás han perdido la fe en su destino. En el más triste de los abandonos, sumergido, paradojalmente, en el bello paisaje de Última Esperanza. Puerto Natales estaba destinado a perecer por inanición, luego de la paralización del Frigorífico “Natales”, que lanzó a sus hombres a la búsqueda de otros horizontes. Ese mal ha empujado a un grupo de funcionarios, capacitados, patriotas, convencidos de su papel, a encontrar el bien para el pueblo natalino, a través de la consecución de la salida por Puerto Natales del carbón producido en el mineral argentino de “El Turbio”, situado solamente a veinte kilómetros de la población chilena. Gestiones que parecían fracasadas, abandonadas, han surgido airosas en función de una bien entendida conveniencia para los intereses chilenos y argentinos. Un volcán de entusiasmo, de expectativas, de fe, ha reventado también en el vecino pueblo de Natales, provocando un fuerte movimiento de opinión para apoyar las gestiones en que se encuentran empeñados los jefes de servicios técnicos chilenos y argentinos. ¡Natales surgirá potente! dicen sus habitantes. ¡Habrá trabajo, progreso urbano y edilicio! ¡Aumentará la población y dejaremos de ser los grises pobladores sin esperanzas de esta región!
Uno de los principales impulsores de esta loable iniciativa, es el señor Administrador del Puerto de Punta Arenas, don Armando Cárcamo Cárcamo, 50 años, chilote de nacimiento. Don Armando ha librado, desde 1947, las mejores y más briosas batallas hacia la obtención de Puerto Natales como puerto carbonero de “El Turbio”.

DOCIENTOS MILLONES DE PESOS CIRCULARÁN EN P. NATALES”. EQUIVALDRÁ A 20 FRIGORÍFICOS.

- “Estimo que esta vez, Puerto Natales saldrá para siempre de su postración - nos
dijo el señor Cárcamo. Veamos cifras: El embarque de carbón de “El Turbio” por Río Gallegos para Buenos Aires, cuesta al gobierno argentino $ 120 (en su moneda) la tonelada, son alrededor de $ 960 chilenos. El carbón, desde el mineral hasta dicho lugar de embarque, debe recorrer 300 kilómetros. Traerlo a Puerto Natales costará al gobierno argentino solamente $ 150 chilenos la tonelada ¡Hay 800 pesos de diferencia por tonelada! En este caso, el carbón recorrerá solamente 20 kilómetros. Este es el punto de mayor conveniencia para los intereses trasandinos.
¿Y para Chile, especialmente para Natales? – Son muchos. En primer lugar (nos dijo el señor Cárcamo), aumentará la población debido al aumento del personal de la mina argentina, en donde el 85% son trabajadores chilenos y con seguridad ese porcentaje seguirá creciendo. A fines de 1960 “El Turbio” entregará para su embarque en Natales 200 mil toneladas anuales, pero el plan es producir y entregar 3.000 toneladas diarias, es decir, UN MILLÓN DE TONELADAS al año. Entre salarios a mineros, pago de transportes y de embarques, se calculan 200 MILLONES de pesos que circularán en Natales. ¡Más que 20 Frigoríficos en plena faena! Hay que agregar a esto, el desarrollo de la industria maderera que será imponente en Magallanes para abastecer la explotación del mineral. También habrá un mayor desarrollo del cabotaje regional, por el transporte de la madera desde sus fuentes de producción hasta Natales.

Por Edgardo Cea Oyarzún Profesor de Historia y Cs. Sociales.

Crónica extraída del periódico “NOTICIAS GRÁFICAS DE MAGALLANES”
del Sábado 23 de Julio de 1949.